La Argentina del Centenario contra la del Bicentenario

Hoy podés comprar todos los dólares que quieras, pero tu salario vale la mitad. Hoy están de fiesta los estancieros, los exportadores. Y preocupado el que tiene que comprar el pan y la carne al doble de precio. Hoy están ilusionados los que esperan comprarse la última baratija importada por dos pesos. Y en alerta los trabajadores de la industria nacional. Hoy quiere resucitar la Argentina del 76, la de los noventa. Y está resistiendo la del 45, la del 2003. Es la Argentina del Centenario contra la del Bicentenario. Esa es la grieta. Pero se olvidaron que ahora estamos nosotros, y no vamos a permitirlo.

Gabriela Cerruti

12362776_10153712312978808_5380078608104404778_oQue nadie se confunda. Que no queden dudas. Se acaba de llevar adelante una bestial devaluación, un acto de terrorismo económico sobre el pueblo argentino, con el siguiente arreglo cosmético: no se anuncia ningún valor para el dólar, se deja hacer. Apenas una referencia. Con posterioridad, se argumentará que, en definitiva, son los propios argentinos, en su contenida pero por fin liberada, sed de dólares quienes se causaron a sí mismos esta devaluación. Es decir: será por culpa nuestra y no por una decisión política, tan consciente como cínica, del actual gobierno. Por culpa del kirchnerismo que ha contenido esta sed de dólares que, finalmente, ahora se destapa. ¡Liberación de las fuerzas productivas! Pero no había ninguna necesidad de hacer semejante shock. Prat Gay, de este modo, no se inmola ante la televisión y la televisión puede titular “es el fin de la tortura (cepo)”. Ahora el precio de dólar puede dispararse, libremente, porque no hay nada que garantice que quienes se suponen (ejemplo: las cerealeras) que deben liquidar sus dólares lo harán si antes pueden, incluso, especular por más. Por una dosis aún mayor. La tentación es gigante, la tentación es legal. Han pulverizado el salario, la inflación sabrá Dios a donde podrá irse. Solo sabemos que podrá ocultarse inflando, a su vez, la cuestión del INDEC. Por el mismo acto devaluatorio miles de familias ya son pobres y quienes eran pobres: ya indigentes. Toda esta modificación del tipo de cambio debió hacerse con suma prolijidad, con sumo cuidado. Pero esta fuerza política representa los intereses del capital concentrado, trasnacional, agro-financiero, compacto. Sin fisuras. En poco tiempo los PyMES rezaran a Bergoglio para que interceda, por ellos, ante el presidente de su propio país. Por Techo, Tierra y Trabajo. El macricaputismo quiere hacer las cosas de forma urgente, veloz, antes que se acabe la gracia mediática, antes que pase el tiempo y el odio a la yegua ceda para ver, con alguna mediana claridad, lo que legitimaron en las urnas. Macri lo certificó en el debate: “el precio del dólar será el que fije el mercado, como en un país normal”. Scioli no paró de preguntarle: ¿quién pagará la mega-devaluación que están tramando? ¿Cosas horribles que jamás harían? Acaba de suceder, con chistes y buenos tratos a los periodistas. El tiempo también consume al arco de alianzas políticas, la Unión Democrática 2015, que llevó al PRO a la posibilidad de ejecutar este brutal ajuste sobre los trabajadores. Como decíamos antes de las elecciones: estaba en juego la magnitud de la agresión. Y el tiempo para reaccionar. La gente quiere dólares y vacaciones. El ajuste ha sido contundente. Sin anestesia. Se han recompuesto enormes ganancias a favor del capital y no está escrito en ninguna parte que ellos decidirán invertir (con posterioridad a levantarla con pala luego de esta transferencia de ingresos) con un mercado interno devaluado, un Brasil recesivo, un mundo económicamente semi-estancado, un horizonte donde Estados Unidos comienza a absorber capitales líquidos mediante la suba de su tasa de interés: toda la plata que entrará por endeudamiento tiene vía libre para seguir saliendo y mientras tanto condicionar toda la política económica, préstamo tras préstamo, absorbiendo los activos del estado. Tener CEOs en cada sector de mando de la administración pública, sin experiencia en el estado, solo prepara formalmente el terreno para las privatizaciones, que por supuesto se llevarán adelante con su debida cosmética. El flujo líquido del capital, liberado a su penetración sin controles, permitirá volver a endeudar tanto a la clase media norteamericana, como a los países dependientes de América Latina. Dicho de otro modo: no nos estamos dirigiendo hacia “el desarrollismo” sino hacia la puesta de rodillas del estado nación de la economía latinoamericana de los ochentas. ¿Desarrollo productivo con Prat Gay? Cuando la deuda externa se reprogramó con una quita de 93% a los acreedores, los fondos buitre se opusieron, el FMI presionó para conseguir mayores pagos, lo mismo hizo Don Gay que por entonces presidía el Banco Central. Tuvo que renunciar. El rencor del FMI con la Argentina sintoniza con los fondos buitre, con el juez Thomas Griesa, han conseguido mediante el voto popular sentarse en nuestro Banco Central mediante una propaganda sobre el avasallamiento de las instituciones que no tardó ni un mes de gobierno para revelarse como tal. Demuestra la perspicacia e inteligencia política de los militantes de la UCR. El mundo del capital aparece como invertido para el asalariado. Todo esto se presenta como liberación de trabas para que venga el maná del cielo, el dinero fresco, y se reinicie la inversión. Sin embargo, el único desarrollo que se acaba de anunciar es el de una recesión económica que a la brevedad subirá a la superficie. Algún grupo asociado al poder ejecutivo hará sus infraestructuras, dado que se especializa en la construcción. Quizás, innove e invierta en el mercado del sistema penal y la seguridad para contener el desmadre. Al fin y al cabo, también las prisiones son obra pública y crean empleos.

Sai no more.

16/12/2015

 

Anuncios

Muchas Gracias

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s