Tres metáforas de colaboración diplomática.

 

12646875_947497778664729_5915727894625118528_oEn su libro “On China” Henry Kissinger estudia con una claridad, tan estratégica como psicológica, el norte de la diplomacia norteamericana respecto del gigante asiático en el sentido de una mutua comprensión de los miedos, geopolíticamente, compartidos: el conflicto es posible, no es necesario. Como dice la canción, hay que hacer un puente. ¿El objetivo? Subsumir al euro respecto del sistema del dólar unificando su supremacía en el capitalismo asiático bajo la forma de un G2 de facto. En palabras del político de la mirada de vaca: una comunidad del pacífico. Que asegure la dominación. El nuevo orden mundial. Los tres tanques son aparatos ideológicos de estado. Un líder romano corrupto reclama para sí mismo el camino de la seda en Dragon’s Blade (La espada del dragón) Más allá de las artes marciales de Jackie Chan, la pregunta es: ¿Quién es esta Roma, metáfora de toda la organización política de Occidente, que hacia el final del film se une con China a fin de derrotar al villano? El espíritu romano y el mandarín, finalmente, unificados. La segunda peli es The Martian, traducida como Misión Rescate. Durante una misión tripulada a Marte, un astronauta es dado por muerto, queda varado en el planeta rojo. La NASA no puede sola. ¿Se comprende? La NASA, símbolo del orgullo norteamericano henchido hasta la Luna, no puede. Adivinen quién presta ayuda eficaz al drama. Hace algunos años, Estados Unidos idealizaba al Japón y a los japoneses al tiempo que los producían a su imagen y semejanza. Hoy resulta que gracias a los chinos logran traer de vuelta a casa a Matt Damon. La tercer peli es Espectro (Spectre) La cibernética, la automatización del espionaje y la vigilancia, pasa a jubilación ni más ni menos que al Agente 007. Se le informa a Mr. Bond, cual operario fordista, que lo suyo ya no va más. Una enorme arquitectura, que ya podemos ver como futuro edificio de Apple, concentra toda la información del globo. La película, si mal no recuerdo, no contiene ninguna explícita referencia a la relación entre China y a Estados Unidos. No obstante, la naturaleza geopolítica de la información explica por qué el teórico más brillante de la derecha del siglo XX se sienta a hablar con un CEO de Google que lo presenta, ni más ni menos, como el hombre que hizo posible este hecho social total que estamos comentando, conocido como “globalización”, victoria cultural del capital.

Buenos Aires, 7/2/2016.

Anuncios

Muchas Gracias

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s