La máquina de ser (in) feliz: B.A. Rock 2017 y el artesanado del rock

www.espectros.com.ar

No se entiende el menú,

pero la salsa abunda

Yo caníbal

Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

Tomar un viejo inmueble y restaurarlo es el signo más característico de una apropiación cuidadosa de alguna tradición para darle vitalidad, para hacerla circular entre nuevas generaciones, para habilitar distintos consumos, para producir el flujo del deseo urbano. B.A. Rock 2017 podría ser pensado como una iniciativa —más allá de las intenciones de sus promotores— que busca restaurar cierta centralidad del rock nacional en la escena de la música popular argentina utilizando los formatos de conciertos masivos en los cuales coinciden —y corren paralelos— escenarios, grillas, the new and the old schools, al dictado de los actuales modos de “escuchar” música. Eclécticos, variados, a un mismo tiempo, géneros, grupos, etc. Deambular, ir y venir, zapping. Sin embargo, para restaurar no hace falta, simplemente, modificar la fachada. Hace falta consolidar los cimientos.

IMG_20170924_011813Devenir…

Ver la entrada original 1.030 palabras más

Muchas Gracias

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s