Los ojos son de la noche

Una ceguera inicial determina la existencia,

los ojos han tenido que abrirse, el ver es un disponerse a ver,

el que mira es, ante todo, un ciego que no puede verse a sí mismo;

El hombre quiere ver y, a la par, se siente visto:

No existe en nosotros una soledad total:

la huida hacia la soledad es el testimonio de una indescifrable compañía…

Una ceguera inicial determina nuestra vida interior;

En esas tinieblas, los ojos no se dan a ver;

El respiro y la visión se dan al mismo tiempo,

en un mismo acto, apuntan al cielo, la vida que nace, hacia arriba;

Irresistiblemente brota la vida, desde la noche, desde el infierno, hacia arriba,

llamada por la oscuridad, que se derramará en luz, una vez herida por la aurora:

Una aurora que será, a su vez, entraña de la sombra:

Una visión, en la luz, que centellea,

en los ojos de la noche.

18/01/2018

L.S.

Anuncios

Muchas Gracias

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s