Lorenzetti con Byung Chul Han

Sobre los indignados y el derecho a huelga de los trabajadores: Nota sobre el caso “Orellano Francisco Daniel c/Correo Oficial de la República Argentina S.A s/juicio sumarísimo”.

Cao_Hiu_grotesco_esculturaEl desconocimiento, la desinformación, el dejarse llevar por lo que dicen los periodistas sin tomarse el tiempo de informarse y estudiar es notable. Para leer hoy las noticias hay que estudiarlas. De lo contrario, se impone el prejuicio y la fuerza de nuestros afectos. Nadie puede saber lo que pasa tomándose 3 minutos y medio y opinando en las redes sociales mientras se mastica enfrente a una pantalla. Tema del día: derecho a huelga. ¿De los trabajadores en general o de los sindicatos? La pregunta misma es falsa. No pueden existir sindicatos sin trabajadores. Ninguna burocracia les ha arrebato a los trabajadores su derecho a huelga. Un grupo de trabajadores se organiza, se inscribe, se hace gremio, configura un conflicto colectivo, llama a huelga. La problemática es sobre la organización del trabajo y su relación con el estado en una sociedad fragmentada y fuertemente individualista.

Leer el texto completo: Lorenzetti con Byung Chul Han

Anuncios

Reforma de la justicia y soberanía popular. Discusión.

Para ver la versión completa: https://vimeo.com/72313580

Texto presentación: presentación 2da mesa

CARLOS MELCONIAN, GUARANGO DE LA ECONOMICS PORTEÑA

¿Qué mayor desgracia que la de ser odiado y saber que lo merecemos?

La teoría de los sentimientos morales

Adam Smith

meconioLa city porteña tiene su compadrito y ficha en el conurbano. A los trabajadores les confiesa: “quiero que te alcance el sueldo”. A los empresarios: “quiero que puedas clavar un fierro con confianza”. Seguridad jurídica, inflación reconocida, inversión decidida: Melconián es el Jauretche del monetarismo pop. Habla con la lengüeta de las casas de cambio y amplifica, como petulancia de subterráneo, el sentido común del Ámbito Financiero: “menos mal que no producimos artículos tecnológicos que derrumban sus precios en el mundo entero”, le dice Carlitos, con esa irritante piel de bigotito rasurado —señal Pro alineamiento estético— a Don Mariano y al cordobés, columnista exaltado y calentito de coyuntura, en las noches domingueras del armado mediático de la Unión Democrática 2015. Allá vamos.

Para leer el artículo completo: Carlos Melconian, guarango de la economics

Presa fácil

Si la vieja dama nos protege y rechaza la pretensión de los primeros advenedizos de transformarse en dueños, creo que permaneceremos como poder político, pero para que ello ocurra, tenemos que aceptar que nosotros también hemos violado la ilusión que ella tuvo con nosotros, que nosotros también asesinamos a sus hijos.

Fantasmas y aparecidos

Enrique Meler

chatoLa seguridad es una necesidad con la cual se manipula a los individuos con medios de comunicación manipulados, algunos, por el estado nacional; otros por grupos financiero-comunicacionales, a su vez, manipulados por multinacionales y bancos globales… Es el razonamiento que nos hunde en la comodidad contemplativa de un infinito abstracto de comandos: la (in) seguridad es producida poralgunos contra algunos otros, efectivamente, seleccionados bajo el disimulo de los muchos. En este último sentido, la hacemos entre todos.

Para leer el artículo completo, siga el link al pdf: Presa fácil

Publicado originalmente en NACIÒN APACHE

Crepúsculo

IMG_20121123_222842Al caer la tarde, la Capital se impregna de un espeso y nauseabundo olor a basura. Av. Córdoba. Los Mc Donalds revuelven el estómago. La miseria de las bolsas, los pedacitos de la hamburguesa, los pesos mendigados del vicio. No son seres famélicos los que tiran del carro. Hay hambre en Buenos Aires, los basurales de la carne podrida se llenan en el Conurbano profundo. Mastica el hombre y mastica la rata. Pero policía, droga, punteros, gobernadores y narcos no organizan la tierra que tragan los hijos del África sino nuestro modo particular de la degradación, de la miseria, la villa. El Centro ya no es un templo que nos presta su alma mientras recorremos una interioridad en la que nos reconocemos. Es una puteada. Su estado de ánimo es el colapso y el asco. El pensamiento no tiene tiempo, tiene miedo. Miedo del semáforo por el que vende la estampita, por el limpiavidrios mientras absorbe tinto con detergente, cerrá la ventanilla, apuráte hijo de puta, semáforo de mierda. No tiene el signo del ocio sino del tormento. Solo los turistas transitan radiantes. Buenos Aires es postal del Obelisco desde un sillón de Direct Tv. Ya no es más mujer amada, infiel o desdichada sino recuerdo; Una ocasión para darle imagen a la música de Piazzolla. La oscuridad penetra fantasmal toda la urbe, se vuelve voluntad de escupitajo. Buenos Aires ya no tiene épica, ni peligro subversivo subterráneo; Tiene un maldito CEAMSE que baña el asfalto con la compresión líquida del desperdicio, un borracho se masturba tirado en un colchón con la modelo de El ArGENtino, la chica transpirando sus calzas del gimnasio, cruza la Facultad de Económicas agotada, la plaza registra su culito, orgulloso de sí, mientras apura al novio por mensaje de texto. El Colectivo se llena con celulares ansiosos, el ritmo es el reggeaton que desplazó a la cumbia villera del 2002. Alguna lee “Crepúsculo”, último hit literario; Otro, abonado de unpack, habla gratis con su mujer a quien solicita helado para el postre, mientras inquiere en la reunión de padres respecto de su indisciplinada adolescente, a quien prohibió fotografiarse jugando al MSN. Sube la anciana, la embarazada, el inválido, alguno se levanta, otro es poseído por un súbito dormir, otro es amable, otro se queja aunque cede: la moralidad florece.

El Centro se desplaza, temeroso, al resguardo familiar. Huye de su verdad, como de la lepra.

Cinismo financiero y premio Nobel

But superior wealth still more than any of these qualities contributes to conferr authority. This proceeds not from any dependence that the poor have upon the rich, for in general the poor are independent, and support themselves by their labour, yet tho’ they expect no benefit from them they have a strong propensity to pay them respect. This principle is fully explained in the Theory of moral Sentiments, where it is shewn that it arises from our sympathy with our superiours being greater than that with our equals or inferiors: we admire their happy situation, enter into it with pleasure, and endeavour to promote it.

Of Public Jurisprudence

Lectures on Jurisprudence. 1766.

Adam Smith

No comprender, conceptualmente, lo que el capitalismo es implica una limitación empírica, esto es, la confusión entre la reducción de la miseria absoluta —una foto del mundo que compare el desarrollo de las fuerzas productivas en 1912 y las actuales (en materias tan diversas como comunicaciones, tasas sociales de mortalidad o alfabetismo, medicina, capacidad de producir alimentos, genética, informática, etc) evidenciaría ante los ojos del mundo que “estamos mejor que nuestros abuelos”— y la producción de miseria específicamente capitalista: la miseria relativa. El asalariado de 1912 vive, en el 2012, con heladera, automóvil, conexión telefónica, unos avances de la medicina que el hombre más rico de 1912 jamás pudo ver, ni tener, ni disfrutar. No obstante, los vislumbraba como quimeras de papel; lecturas de ciencia-ficción: nuestra relación con el cine. Se lo conoce como “desarrollo de las fuerzas materiales de la sociedad”, esto es, aquello que el humano, productivamente, imagina es desarrollado como fuerza objetiva (social) Toda teoría literaria es, asimismo, economía política.

Ahora bien, mientras el asalariado del presente disfruta un piso social, cualitativamente, superior al rico de inicio de siglo: el rico del 2012 tiene isla propia, avión propio, juventud más o menos eterna, auto-desintoxicación búdica, viagra de sí. La miseria es una relación. Hay que ver con qué y con quién me comparo. No constituye solo el origen social de la envidia sino la contradicción objetiva de la sobreproducción de riqueza. El país industrialmente más desarrollado no le muestra al menos desarrollado la imagen de su propio futuro sino su diferencia. Si todos los países del mundo consumieron los recursos que actualmente devoran los norteamericanos harían falta 4 planetas tierra para extraerlos. Dicho de otro modo: África no se convertirá en la China emergente del futuro pero reducirá, empíricamente, su pobreza absoluta. Esto hace a la esencia contradictoria del capitalismo. No a su virtud.

Del mismo modo, el proceso kirchnerista redujo, sensiblemente, la pobreza e indigencia si la comparación es siempre con el 2001-2002, nuestro abismo. Sin embargo, la miseria nacional hay que medirla con el momento en que este país fue Dinamarca —el 74’— para interpretar el peso de la destrucción ortodoxa, la magnitud de los problemas, sentir la nostalgia por la bohemia que nunca volverá. ¿A qué va todo esto? Va directo al análisis de Luisa Corradini; sábado 13 de octubre; diario La Nación.

Para leer el artículo completo: Cinismo y premio Nobel

Sagrada militancia y posición atea en política

En lo poco que hube de negociar entre nuestros príncipes, en estas divisiones y subdivisiones que nos desgarran hoy, evité con esmero llamarles a engaño conmigo y que cayeran en la trampa de mi máscara… Señores, no tengáis en cuenta si hablo con gran libertad, sino si lo hago sin tomar nada a cambio y sin sacar provecho para mis asuntos.

 

Michel de Montaigne

Una intensidad católica renace en los corazones que recorren, indignados, el tema mediático del minuto a minuto: la voluntad evangélica lo trastorna e infecta todo con su “amor”. Teología para todos. Amor a los pobres, a los presos, a la Tupac, a los jardines de infantes: Cristo con el Che, Evita con María, Néstor milita la villa junto al Espíritu Santo. La clase media porteña no quiere perderse el convite del “país que queremos ser”. Aporta su “racionalidad” al “fanatismo” urticante. Ni con unos, ni con otros sino todo lo contrario. Debatamos, dialoguemos, defendamos al individuo: atrincheremos la cultura (importación) contra la peste (Guillermo Moreno). Gritan, vociferan, putean, twittean, saturados de tanta alianza entre Conurbano y Puerto Madero. ¡No acompañan por el pancho y la coca! ¡No protestan por los dólares! ¡Ay de la sucia y pecaminosa materialidad! ¡Respeto! ¡Respeto! ¡A Carrió se le ocurrió lo de la Asignación Universal primero! ¡Desenterremos a Frondizi: último presidente con 1 idea! Detengámonos aquí un segundo.

Para leer el artículo completo: Sagrada militancia y posición atea en política